Seleccionar página

Diferencias entre guarda custodia y patria potestad de los menores

Es conveniente distinguir primero entre guarda-custodia y patria potestad, siendo ésta (patria potestad) la que ostentan los padres frente a los hijos que, en síntesis, sería la capacidad de decisión y representación sobre los menores y sus bienes y que generalmente será ejercida por ambos progenitores.

Por el contrario, la guarda y custodia será la atribución de quien ostenta efectivamente el cargo de manera cotidiana, es decir, vive y custodia a los hijos. Es por tanto una cuestión independiente de la patria potestad y puede ser atribuida a uno solo de los progenitores, a ambos, o incluso, a veces, a una tercera persona.

Régimen de visitas de los menores en divorcios

Otra cuestión diferenciadora es el régimen de visitas, rige el principio de que el cónyuge que no tiene la custodia de su hijo/a tiene derecho a que se establezca un régimen de visitas y por tanto una comunicación continuada con sus hijos. Si existe una denuncia por abandono del hogar puede interferir en la calidad y forma de los acuerdos y el régimen de visitas.

Pues bien, la guarda y custodia del menor cuando el divorcio o separación express se produzcan de manera amistosa la decidirán los progenitores en el convenio regulador, estableciendo en el mismo convenio el régimen de visitas para el otro progenitor no custodio.

El convenio será aprobado por el juez que decidirá siempre teniendo en cuenta el mejor interés del menor.

Por el contrario, si el divorcio o separación es contencioso será el juez quién decida a cargo de quien se quedan los hijos menores. Para su decisión habrá de tener en cuenta las circunstancias del caso, escuchar la opinión de los padres, y asimismo escuchar a los hijos mayores de doce años que tengan suficiente juicio, y por último, se puede incluso recabar la valoración de expertos en educación y relaciones familiares.

Los criterios que deberá tener en cuenta el juez, sin ser una lista cerrada, son fundamentalmente procurar en la medida de lo posible no separar a los hermanos, cercanía del domicilio donde vayan a estar con el colegio de los niños, preferencias de los hijos, edad de los mismos, posibilidades de los padres para atender a los niños.

Sin embargo, hay una tendencia creciente que la guarda y custodia de los hijos menores se atribuya conjuntamente a los cónyuges de manera organizada (mediante un sistema de reparto de días).