Seleccionar página

Regimen de guardia y custodia en un divorcio de mutuo acuerdo

La forma correcta de llevar el régimen de guardia

– La custodia compartida

Desde la reforma del código civil llevada a cabo por la Ley 15/2005, cuando se produzca el divorcio de mutuo acuerdo se podrá fijar en el convenio regulador la llamada custodia compartida. Tipo de custodia que ya opera en muchos países europeos desde hace tiempo. 

business-05

Tipos de custodia

En este régimen de guarda y custodia serán ambos cónyuges los que establezcan la estancia del menor con cada uno de sus progenitores una vez firmado el convenio regulador y su posterior ratificación judicial.

Este sistema implica que los hijos vivan con ambos progenitores y no solamente con uno de ellos como sucede con la custodia única, donde se establece un régimen de visitas para el otro progenitor.

 

Reparto de tiempo en la custodia:

Hay un reparto del tiempo, por lo que la estancia de los hijos varía en función del acuerdo que se haya alcanzado por parte de los progenitores en el convenio regulador, es decir, una parte de su tiempo están con su padre y otra parte con la madre, siendo la distribución de los tiempos normalmente equitativa.

Se entiende que esta situación es la ideal para el interés del menor, no obstante se requiere la previa aprobación por parte del juez.

Respecto a la distribución del tiempo dependerá de las necesidades familiares, podrá establecerse que los menores podrán dividir su tiempo con cada progenitor en semanas o meses alternos.

Incluso podrán optar por un sistema de libre distribución atendiendo a las circunstancias personales y labores de los progenitores.

Proceso

W

Se firma el convenio regulador

W

Ratificación judicial

W

Los cónyuges establecen la estancia del menor

W

La estancia de los hijos varía en función del acuerdo

W

El reparto es normalmente equitativo

Ultimo recurso

Este sistema de custodia compartida no es el único posible pudiendo escoger los cónyuges otras formas de convivencia en el convenio regulador que firmen de mutuo acuerdo, sin olvidar el interés del menor que deberá prevalecer en todo caso ya que, de ser perjudicial para el menor, el juez no lo aprobará, siendo además preciso que el Fiscal escuche al menor cuando tengan más de doce años y suficiente juicio.

En estos casos, el Fiscal procederá a realizar un informe sobre la pertinencia de lo establecido en el convenio regulador y será el juzgado quien posteriormente lo apruebe mediante sentencia.

Comenzemos!