Seleccionar página

Las obligaciones de los padres hacía los hijos son idénticas independientemente del régimen matrimonial de los padres o incluso cuando el mismo no existe (aunque se solicite el servicio de un abogado para matrimonio homosexual, las medidas son las mismas), como ocurre en las parejas de hecho.

Cuando se produce una ruptura de la pareja de hecho el procedimiento que habrá que seguirse será por medio de demanda ante los juzgados que contenga un convenio que regule las distintas cuestiones, como la guarda y custodia, régimen de visitas para el hijo y la pensión de alimentos. Convenio que deberá aprobarse judicialmente al ser una cuestión de orden público.

El convenio deberá aprobarse judicialmente al ser una cuestión de orden público.

Por tanto, si hay mutuo acuerdo entre ambos progenitores el procedimiento será relativamente sencillo, esto es, se presentará demanda solicitando que se apruebe el convenio con las medidas acordadas. En este sentido la única documentación necesaria que habrá que aportar será el certificado de nacimiento de los hijos comunes y el propio convenio que se pretende aprobar.

Este método muchos lo llaman divorcio express, pues los trámites son mucho más rápidos y económicos, consiguiendo de esta forma que ambas partes pases página lo antes posible.

El divorcio express es la mejor forma de divorcio para evitar que el proceso sea más largo, costoso y doloroso.

Debemos tener en cuenta que para proceder al divorcio notarial en Madrid no deben existir hijos en común, no obstante, el divorcio de mutuo acuerdo también es muy rápido y eficaz.

En el caso de coexistir una ruptura contenciosa el proceso se complica y será el  Juez quien deba pronunciarse sobre los diversos asuntos controvertidos planteados por las partes, entre ellos, la custodia del menor o el posible régimen de visitas. Para estos casos, y en función de los términos de la demanda, será necesario aportar documentación específica que haga valer la posición de la parte a la que se represente, por ejemplo, contratos de préstamo, contratos de alquiler, nóminas, escrituras de compraventa, recibos de suministros, recibos del colegio de los menores, entre otros.

Los divorcios contenciosos complican el proceso y será el Juez quien deba pronunciarse ante los asuntos controvertidos planteados.

Las relaciones paterno filiales tienen su regulación en el código civil, salvo lo supuesto en el código civil forral o el catalán, y como se puede intuir el marco general en las relaciones de los padres con los hijos es idéntico al regulado para el divorcio y la separación, a cuya normativa los jueces acudirán constantemente para resolver situaciones análogas.

Somos abogados especialistas en divorcios y podemos garantizar que todas nuestras medidas y consejos para afrontar la solicitud de guardia y custodia será siempre la más adecuada no sólo para ambas partes, si no para el hijo en común.   

 

Comenzemos!